2007-02-21 10:45:05 Por: Redacción

El Oviedo de La Regenta

La magia se ve aumentada si nos alojamos en el Hotel de la Reconquista

El Oviedo de La Regenta

El Oviedo de La Regenta

Hace un siglo que murió el escritor Leopoldo Alas Clarín, autor de la extraordinaria novela La Regenta, que se desarrolla en Vetusta, trasunto literario de Oviedo, pero la capital asturiana todavía conserva un aire de la novela.Y es que no había nadie que pudiera describir mejor la ciudad ante la que despertaba cada mañana. Nadie que buscara con ojos tan curiosos y críticos el ambiente que envolvía a Ana Ozores. Vetusta, la elegante y clasista ciudad, que a veces ahogaba el pecho de La Regenta, se mira en el espejo, donde el reflejo muestra una de los núcleos urbanos más bellos de nuestra geografía.Vetusta es el nombre simbólico que Clarín utiliza en La Regenta. Su Oviedo querido se transformó en Vetusta como escenario de la trama de la obra con un papel primordial. De hecho, algunos críticos de la obra opinan que el título de la misma debería haber sido Vetusta en vez de La Regenta, dada la gran importancia que tiene la ciudad en la trama.Cuántas veces los pequeños pies de La Regenta pasearon melancólicos y adormecidos por la nostalgia por las calles adyacentes a la bella catedral ovetense. Páginas y páginas dedicó Clarín a su adorada torre, a la impresionante construcción gótica, alma y corazón de la Vetusta-Oviedo. "Mejor era contemplarla en clara noche de luna, resaltando en un cielo puro, rodeada de estrellas que parecían su aureola, fantasma gigante que velaba por la ciudad pequeña y negruzca que dormía a sus pies". Hoy, grupos de amigos quedan en la plaza, acostumbrados a su sombra omnipresente.El Palacio de Valdecarzana en La Regenta se convertía en casino. La fachada es obra del maestro Manuel Reguera. Representa en la obra la Vetusta intelectual pero también es testigo del esnobismo, la corrupción y el clasismo de la época. En la actualidad alberga la Audiencia Provincial.Los dominios del austero regente eran los del Palacio de los marqueses de Camposagrado. Fue construido para el tercer marqués de Camposagrado, Bernaldo de Quirés, en la primera mitad del siglo XVIII. Su fachada principal se encuentra en la calle de San Juan. Actualmente es sede del Tribunal Superior de Justicia.La magia de la visita puede verse aumentada si nos alojamos en el Hotel de la Reconquista, construido sobre la traza de un singular edificio del Siglo XVIII, antiguo Hospicio y Hospital del Principado de Asturias. Monumento Nacional, está situado en la zona más céntrica, residencial y comercial de la ciudad de Oviedo. En este fabuloso hotel podremos disfrutar además de la mejor gastronomía asturiana.

0 comentarios