El beso blanco, una práctica sexual muy peligrosa

Los riesgos de practicar el llamado beso blanco.

El beso blanco, es una práctica sexual que ha ido ganando fuerza en los últimos tiempos, sin embargo, parece ser confundida con una forma de sexo más o menos segura, mientras que en realidad se trata de una práctica que encierra muchos peligros.

El beso blanco consiste en practicar sexo oral a un hombre, y cuando este eyacula, conservar el semen en la boca, para después pasarlo mientras se da un beso a la otra persona. Tragar el semen puede transmitir enfermedades como clamidia, gonorrea, sífilis, virus del papiloma humano o hepatitis B y C, por lo que se trata de un asunto bastante serio.

Pinterest

El VIH es otra enfermedad que podemos adquirir con el beso blanco; en realidad hay pocas recomendaciones que puedan hacer de esta práctica algo más seguro, en todo caso lo mejor es no practicarla con alguien que tiene diversas parejas sexuales y no hacerlo si acabamos de cepillar nuestros dientes, esto porque tras el cepillado, se abren ciertas heridas en las encías, por donde podrían entrar algunos virus y bacterias.

La mejor recomendación para quienes gustan de tener el semen de su pareja en la boca, es no tragarlo y escupirlo rápidamente.