Consejos para sobrevivir a una relación a distancia

Definitivamente tener una relación a distancia no es para todos, pues implica esfuerzo y compromiso que en ocasiones es difícil mantener, aunque no siempre por por falta de amor.

El lado bueno es que la tecnología podría hacer más sencillo y llevadera esa distancia, por lo que nada es imposible.

Si estás en una relación a distancia, estos consejos podrían serte útiles:

Evalúa la relación

Estar separados es una gran prueba para ambos, así que desde el inicio deben plantearse algunas preguntas sobre su relación.

Por ejemplo, ¿cómo ves su relación a futuro?, ¿te sientes cómoda y feliz?, ¿se apoyan e impulsan para crecer?, ¿te sientes querida, respetada y tomada en cuenta por tu pareja?, ¿tú le haces sentir lo mismo?.

De igual forma, deben considerar cuánto tiempo permanecerán separados y cuáles serán las posibilidades de volver a estar juntos; no es lo mismo semanas, meses o años, y la razón, ya sea por la escuela, trabajo o simplemente por diferencia de intereses.

Aceptar y enfrentar los cambios

Cada relación va transformándose según las circunstancias y conflictos que puedan experimentar, tanto en pareja como individualmente.

Si de pronto su relación se transformará a un amor a distancia, no podrán continuar con el mismo sistema.

Tendrán entonces que buscar una nueva forma para que funcione; por ello lo mejor sería que establezcan las nuevas bases y se adapten a la situación.

Esto quiere decir, hablar honestamente sobre lo que cada uno quiere y espera de esta nueva fase, que cosas están permitidas y cuales no.

Enfrentarse al cambio incluye también recordar los valores que los unen y mantienen fuertes, pues será lo que refuerce su relación.

La otra persona va a cambiar

Ambos vivirán cambios fuertes que afectarán la forma en que se relacionan. Quien se va es quien experimentará más cambios, conocerá gente y lugares nuevos mientras adquiere habilidades para enfrentar estas novedades.

Esto lo hará crecer como persona, pero también puede ser una gran riesgo para quien se queda; podría tomarlo como una traición o frustrarse por que queda poco de quien se enamoró.

En lugar de sentirte más alejada de tu pareja al conocer sus nuevas experiencias, contágiate de su entusiasmo y alégrate por él.

Esos cambios no tienen por qué ser una amenaza, aunque sea a distancia tu pareja busca compartir contigo todo lo nuevo que está viviendo.

Date cuenta de que tú también has evolucionado y vivido cosas nuevas aunque te hayas quedado aquí. 

Confianza

Esto de por si ya es la base para cualquier relación, aun más si esta es a distancia. Debes tener presente que en todo momento tu momento eligió permanecer contigo pese a los retos que venían para ambos.

Si cuando estaban juntos te fue fiel, re respetaba y trataba bien, no habría motivo para preocuparse aunque esté lejos.

No puedes ni debes controlarlo todo, eso solo te hará sufrir; además, si tu pareja siente que solo estás vigilándolo terminará alejándose por completo.

disfruta

Cada relación es diferente por lo que no se puede establecer un ejemplo de “pareja perfecta”. A algunos les cuesta más trabajo que a otros mantener este tipo de relaciones.

Hay que enfocarse en el lado positivo, por ejemplo, estar un tiempo separados le brinda aire a la relación, vuelven a darse cuenta de cuanto se quieren y se extrañan.

No lo veas como tiempo en que no están juntos, sino que tienes más tiempo para desarrollar tu carrera profesional, pasar más tiempo con tus amigos, ejercitarte o practicar algún hobbie.

Es posible que tus miedos e inseguridades amenacen con controlarte, pero es un gran momento para enfrentarlos y superarlos. Eso te beneficiará para estar mejor contigo misma y con tu pareja.

Controla tus emociones

Sea cual sea la situación que llevó a transformar su relación no faltarán los momentos de frustración por no poder disfrutar de tu pareja.

Habrán momentos en que te sientas triste, preocupada,temerosa y sola; sin embargo, no debes tomar este distanciamiento como algo personal.

Debes tener presente los motivos por los que tuvieron que separase, y que si la situación fuera al revés el apoyo seguramente sería el mismo.

Si te es muy complicado controlar estas emociones podrías incluso pedir ayuda profesional; de esta forma te despedirás del enfado y la frustración para dejar de sufrir y no afectar la relación.