¿Existe el amor incondicional?

Seguro cuando escuchas las palabras “Amor incondicional” lo primero que llega a tu mente son escenas de cuentos de Disney o películas como El diario de una pasión. Eso no tiene nada de malo siempre y cuando esas imágenes no se acompañen de frases como “amor incondicional es dar sin esperar nada a cambio”.

via GIPHY

Aquella afirmación más que fomentarnos un amor desinteresado, desencadena en nosotros una serie de mitos que debemos romper si queremos establecer una relación sana de pareja. Si no nos crees, tal vez te suenen conocidas las siguientes frases destructivas:

Hay que pensar primero en el otro: claro, porque si piensas en ti eres una egoísta. ¡Basta ya de ideas de nos hagan sentir pequeñas! Por supuesto que primero estás tú y tu bienestar. Recuerda que para dar la mejor versión de ti misma primero debes sentirte bien y en armonía contigo misma.

Es más importante dar que recibir: claro que es increíble la sensación de hacer feliz a tu pareja todo el tiempo, sin embargo tu pareja también tiene que hacer méritos para seguir obteniendo toda tu energía y amor.

El amor implica autosacrificio: generalmente las personas que creen este dicho, terminan culpando a los demás cuando su sacrificio no tuvo un final feliz.

Tal vez debamos dejar de creer que el amor incondicional se basa en las afirmaciones anteriores, para comenzar a creer las siguientes verdades:

No existen las personas que no esperan nada a cambio: el simple hecho de obtener satisfacción al dar sin esperar recibir nada a cambio es una retribución que el amor nos da. Así que el amor totalmente desinteresado no existe.

El amor de pareja es condicional: esto es saludable en su justa medida. Es un acuerdo implícito que las parejas hacen cuando deciden comenzar una relación, y está bien, así ambos avanzan y mejoran como personas al mismo paso.

El amor incondicional existe: pero no es el que nos pintan las películas de Hollywood. El amor incondicional de la pareja se manifiesta desde ese momento por las mañanas que ves partir a tu pareja y le deseas de corazón que le vaya bien, o cuando te platica que acaba de subir de puesto y genuinamente te alegras por él aunque su relación no esté pasando por el mejor momento. El amor incondicional no sabe de aprehensiones, simplemente es, sale de ti y eres feliz por saber eso.

via GIPHY