3 tratamientos naturales milagrosos para reparar una melena quemada

Si estás pensando en cortar tu melena para acabar con el problema del pelo quemado, quizá quieras reconsiderar la decisión. Estos tratamientos naturales puedan ayudarte a reparar tu melena quemada, así que toma nota y prepara estos tratamientos para lucir un pelazo de impacto:

Tratamiento de huevo y miel

Este tratamiento es ideal para cualquier melena quemada, especialmente si es rizada y tiene mucho frizz. Los cabellos rizados tienden a secarse más que el resto y, si abusamos del secador para peinarlo, podemos acabar quemándolos. Utiliza un huevo o dos –dependiendo de la cantidad de pelo y de la longitud de tu melena– y mézclalos con tres cucharadas de miel. Mezcla todo bien y aplícalo sobre tu cabello, asegurándote de que llega a todas las zonas de tu pelo. Luego cubre con un gorro de ducha o plástico y deja que actúe durante 30 minutos. Luego, ya puedes lavar tu pelo con normalidad para retirar el producto.

Tratamiento de aceite de oliva y romero

El aceite de oliva es un producto natural muy hidratante, ideal para cabellos secos y quemados. Si lo mezclamos con una planta como el romero, la cual tiene propiedades antioxidantes, estaremos logrando una mascarilla perfecta para tu problema capilar. Para prepararla debes mezclar un cuarto de taza de aceite de oliva caliente, pero sin que llegue a hervir, con cinco gotitas de aceite esencial de romero. Mezcla bien ambas cosas y ponlo en una botella de cristal para poder utilizarlo con facilidad. Aplícalo en tu pelo y deja que actúe durante 20 minutos, cubriendo tu cabeza con un gorro de ducha o un plástico para que actúe mejor. Después, lava tu pelo con normalidad. Aplica este tratamiento capilar una vez al mes sin exponerte al sol después de utilizarlo y líberate de tu melena quemada.

Tratamiento hidratante de frutas y yogurt

La ventaja de utilizar alimentos naturales para reparar nuestro pelo es que contienen una gran cantidad de vitaminas y nutrientes que serán absorbidas por nuestro pelo. Este tratamiento a base de frutas tiene una gran cantidad de antioxidantes y vitaminas, además de ser muy hidratante. Para prepararlo necesitaremos medio plátano, dos o tres trozos de melón, medio aguacate y tres cucharadas de yogur natural. Pon todos los ingredientes en la licuadora como si te fueras a preparar un batidos. Cuando tenga una buena textura y todos los ingredientes se hayan mezclado, aplícalo sobre tu pelo, asegurándote de que llega a cada mechón. Cúbrelo con un gorro de ducha o un plástico y deja que actúe durante 30 minutos. Después, lávalo con normalidad para retirar el producto.