Crimped hair, regresa la tendencia noventera

Se trata de aquellos mini rizos hechos en forma de zig zag por la plancha que abandonamos al llegar los dos mil

Vuelve la tendencia crimped hair. Este peinado retro, casi vintage, es sumamente atrevido, divertido e ideal para una ocasión especial.

Se trata de aquellos mini rizos hechos en forma de zig zag por la plancha que abandonamos al llegar los dos mil.

El regreso triunfal del crimped hair.
El regreso triunfal del crimped hair.

Todo regresa. Sí, así como tu ex. Pero en esta ocasión se trata de un regreso triunfal. Hace 20 años, el crimped hair fue el peinado al que todas las celebrities le apostaron.

Con la llegada los dos mil, llegaron también el pelo liso y las ondas. Ahora, el crimped vuelve con más fuerza que nunca Lo hemos podido ver en las pasarelas y celebridades como Ariana Grande ya lo probaron. La cantante ha lucido el crimped en su coleta.

Ariana Grande al estilo crimped hair.
Ariana Grande al estilo crimped hair.

Suelto, en media coleta, en coleta alta, el crimped va bien con todo tipo de cabello. Incluso en un recogido.

A diferencia de algunas otras tendencias para el cabello, esta es fácil de conseguir, sencilla de mantener y, lo mejor, es que puedes despreocuparte de los detalles, el punto del crimped es el messy style.

Por supuesto el crimped hair combina con otras muchas tendencias, un estilo “sirena” con mechas de diversas tonalidades va perfecto este verano.

Se trata de una plancha con placas paralelas diseñadas con una ranura repetitiva plana en forma de “s”.

El estilo es multifacético. Ideal para crear volumen en una coleta alta pero también perfecto para bajar el volumen y darle un aire de sofisticación a tu look casual (en un semirecogido, por ejemplo).

Gigi Hadid, es otra de las famosas que adora el crimped hair. Lo lleva con la melena suelta. Y aunque existe una plancha especial para crear el efecto, también cabe la posibilidad de lograrlo tras hacer trenzas súper angostas.

En la pasarela o en el street style, lo importante es unirte a la tendencia que está volviendo (más) locas a las mujeres del mundo.