Secretos de belleza con aceite de coco

De entrada, el aceite de coco puede servirte como desmaquillante para eliminar aquellos productos resistentes al agua

El aceite de coco tiene múltiples beneficios cosméticos. Por ejemplo, nos ayudará a eliminar impurezas a la vez que hidrata nuestro rostro.

Es rico en ácidos grasos, concretamente en ácido láurico y cáprico, dos componentes con grandes propiedades fungicidas y antimicrobianas, además de ser rico en proteínas, vitaminas E y K, magnesio, potasio, calcio y hierro.

Dile sí al aceite de coco en tu rutina de belleza. Cabe notar que para usar este tipo de aceite en nuestra rutina de belleza debemos comprar el que es orgánico.

Asegúrate de adquirir un aceite de coco virgen de calidad extraordinaria. Y antes de usar, como con cualquier otro producto, se aconseja aplicar un poco en una parte del rostro, por ejemplo, detrás de la oreja, para ver cómo reacciona tu piel.

Aquí algunas formas de llevar ya este derivado del coco a tu rutina de belleza. En sus marcas, ¿listas?:

  1. Como exfoliante. El aceite de coco es un buen aliado para limpiar profundamente la piel y deshacerse de las células muertas que se van acumulando día a día. Con aceite de coco y azucar morena o sal, tendrás un poderoso exfoliante.
  2. Antiacné. El aceite de coco contiene ácido láurico, que es una sustancia con la capacidad de combatir las bacterias que causan el acné. Adicional a esto, también se dice que posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a mejor la apariencia de las cicatrices de las heridas.
  3. Como desmaquillante. Es ideal para productos resistentes al agua. Solo debes humedecer un algodón con aceite de coco y limpiar el rostro y los párpados a profundidad.
  4. Como bálsamo labial. Si tienes los labios resecos o cortados, el uso de unas gotitas producirá una hidratación profunda e inmediata.
  5. Como after-sun. Tu mejor aliado después de los baños de sol, ayudándote a calmar el enrojecimiento y la irritación.