Todo lo que siempre quisiste saber sobre tu cabello

No importa cuánto te recomienden usar productos adecuados para tu tipo de cabello si no sabes de qué tipo es tu cabello

Para empezar, existen varios tipos de melenas. Y no importa cuánto te recomienden usar productos adecuados para tu tipo de cabello si no sabes de qué tipo es tu cabello.

Normal, graso o seco, vamos por partes:

El cabello normal es resultado del buen funcionamiento de las glándulas sebáceas, del ciclo de vida, de la circulación sanguínea y de un metabolismo balanceado.

  • Brillo natural
  • Consistencia firme
  • Puntas en buen estado

El cabello graso es resultado de un exceso de secreción de las glándulas sebáceas.

  • Brillo excesivo
  • Sin volumen
  • Consistencia blanca

El cabello seco es resultado de una insuficiente secreción de las glándulas sebáceas.

  • Opaco
  • Se quiebra fácilmente
  • Puntas débiles

Ahora que sabes cuál es tu tipo de cabello. Vamos con algunos datos que seguro no conocías sobre tu melena:

  1. Es normal que el color natural de tu melena se oscurezca especialmente en los tonos rubios, pelirrojos y castaños claros entre los 13 y 20 años de edad, debido a aumento en la producción de Melanina.
  2. El diámetro de tu melena varía con la edad. En los niños es muy delgado; se incrementa en la edad adulta y vuelve a disminuir en la vejez.
  3. En general, crece más rápido en las mujeres que en los hombres. La tasa promedio de crecimiento es 0.36 milímetros al día para las mujeres y 0.34 al día para los hombres.
  4. El shampoo se debe aplicar por aproximadamente 2 minutos sin frotar demasiado.
  5. El acondicionador, tratamiento y crema para peinar se debe aplicar de forma descendente (siempre).
  6. Los tratamientos se deben aplicar de medios a puntas para melenas grasas y de raíz a puntas en las secas.
  7. Con el pasar del tiempo el colágeno y la elastina de tu melena se va disminuyendo, por lo tanto debemos reforzarlo con tratamientos y productos de buena calidad.
  8. El estrés o una mala alimentación puede causar pérdida de cabello.