Los métodos anticonceptivos hormonales causan cáncer de mama, según estudio

Un estudio reveló que mujeres que usan cualquier tipo de anticonceptivo hormonal, ya sean píldoras o el Dispositivo Intrauterino conllevan mayor riesgo de contraer cáncer de mama.

Científicos de la Universidad de Copenhague, Dinamarca dieron a conocer que por cada 100 mil mujeres que usan anticonceptivos hormonales, hay 68 casos más de cáncer de mama al año; y las mujeres que no utilizan ningún método anticonceptivo son sólo 55 casos por año.

Te recomendamos: ¿Cuáles son los métodos anticonceptivos naturales?

Aunque esta posibilidad se conoce desde hace un tiempo, se pensó que las presentaciones más recientes, como las que liberan sólo progesterona, serían más seguras.

Sin embargo esta investigación, descubrió que la píldora combinada, la píldora compuesta por sólo progestina y los productos no orales, como el sistema intrauterino hormonal (DIU), influyen en el aumento del riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Incluso por mucho tiempo un gran número de mujeres han creído que los anticonceptivos hormonales más nuevos son mucho más seguros que los tomados por sus madres o abuelas, que tenían dosis más altas de estrógeno.

El estudio analizó a 1,8 millones de mujeres danesas, con edades comprendidas entre 15 y 50 años, que fueron seguidas durante 11 años en promedio. La mayoría de los casos de cáncer de mama se presentaron en mujeres mayores de 40 años.

Los científicos recomendaron que los pequeños riesgos de la píldora hormonal deben ponerse en balance con los beneficios que aporta, que incluyen no sólo prevenir un embarazo no deseado, sino también las reducciones sustanciales en los riesgos de desarrollar cáncer de ovario, endometrio y colorrectal en la vida posterior, como ha quedado demostrado en estudios previos.

A pesar de que el riesgo es pequeño, es medible, y si se suman todos los millones de mujeres que toman la píldora, podría terminar representando una preocupación importante para la salud pública.

Ginecólogos asumen que una menor dosis hormonal implica un menor riesgo de cáncer; sin embargo el riesgo continúa en el DIU.

Factores como la actividad física, lactancia y consumo de alcohol, también pueden influir en el desarrollo del cáncer de mama, según el estudio.