Sentarte de esta forma puede causar graves daños a tu salud

La mayoría de las mujeres cruzamos las piernas al sentarnos, sin embargo, esto no es tan recomendable.

Un estudio realizado por la Universidad de Queensland, Australia, indicó que la inactividad y el sedentarismo de los músculos ocasiona debilidad en varias partes del cuerpo.

La doctora Jolie Hides, responsable de la investigación, señala que permanecer sentadas con las piernas cruzadas por mucho tiempo puede dañar nuestra salud.

Obstrucción sanguínea

Mantenernos en esta posición por largos periodos de tiempo ocasiona que arterias importantes no distribuyan correctamemte la sangre por el cuerpo; incluso podría provocar dolor y mareos.

Entumecimiento

La presión en las piernas vuelve más lento el flujo sanguíneo; esto genera síntomas como cosquilleo y entumecimiento. Las molestias pueden aumentar si se utiliza ropa o zapatos ajustados o incómodos.

Problemas de espalda

Esta posición, aunque pareciera en ocasiones más cómoda, mantiene el cuerpo mal distribuido, por lo que la columna se encuentra forzada. Esto favorece al dolor de espalda.

Parálisis del nervio peroneo

Mantener esta posición constantemente puede generar parálisis del nervio peroneo; las consecuencias son no poder levantar la parte delantera del pie y los dedos.

Eleva la presión

La presión en las extremidades provoca aumento de presión. Afortunadamente no es algo serio, pues cuando se abandona esta posición la presión vuelve a la normalidad.

Várices

Sentarse demasiadas veces de esta forma, por largos periodo de tiempo, significa obstrucción sanguínea constante. Esto afecta las válvulas y la sangre se estanca, lo que promueve la aparición de varices.

Daño en articulaciones

Los daños más frecuentes son en las rodillas t tobillos; esto debido a que permanecen doblados o torcidos por largos periodos de tiempo y ocasionan dolor y cansancio.