5 tips para que disfrutes de una perfecta luna de miel

Viajar siempre es increíble, pero hacerlo con tu flamante nuevo marido es mucho mejor, por eso te compartimos estos 5 tips para que disfrutes la luna de miel de tus sueños:

1) Elijan un lugar al que ambos mueran por visitar. Siéntate con tu pareja a reflexionar acerca del tipo de viaje que deseáis tener. ¿Queréis visitar un lugar lejano o preferís un viaje por carretera? ¿Queréis disfrutar de la playa o conocer lugares nuevos? Deberéis tener en cuenta experiencias anteriores al momento de llegar a un acuerdo.

2) Quizá te convenga más invertir en tu viaje de bodas que en tu fiesta de bodas.
Muchas veces, luego de una boda, no queda mucho presupuesto para la luna de miel. Por eso, debes organizar tus prioridades y pensar si prefieres invertirlo todo en una fiesta que durará sólo unas horas y que probablemente te cause tanto estrés que no logres disfrutarla, o si crees que es más conveniente gastarlo en un viaje inolvidable de la mano de tu amado.

3) Lleva varias opciones de ropa sin empacar demasiado.

Siempre pensamos durante semanas que empacar para el viaje y luego terminamos con un equipaje excesivo que nunca logramos aprovechar en su totalidad. Para hacerlo más sencillo, si la luna de miel es en un lugar de clima cálido hay vestidos simples y económicos que van perfectos para el día y la noche, con un simple cambio de estilo de calzado. Muchos bolsos sirven para la playa y se ven bonitos en una salida nocturna. Imagina todo el espacio que ahorrarás.
4) Además de la ropa, piensa en otros objetos imprescindibles al momento de viajar
Hay algunos elementos que tal vez no consideres como importantes por tenerlos al alcance de la mano diariamente, pero estando lejos de casa puede volverse un problema conseguirlos. Piensa en aquellos medicamentos de uso general, como aspirinas, analgésicos, antifebriles y otros. No es cuestión de pensar siempre que lo peor sucederá, pero por si acaso es mejor estar preparados. Siempre es bueno tener un buen botiquín de primeros auxilios cerca.

No olvides elementos de confort para viajes largos, como almohadones, antifaces de descanso y tu dispositivo de audio con música relax para lugares ruidosos. Si la estadía que te espera es larga y no quieres llevar toneladas de ropa interior, empaca un pan de jabón blanco para lavar ropa. Será tu aliado en cada cambio y te sacará de apuros.

Siempre es bueno llevar un adaptador universal, que funciona en todos los destinos. No te olvides de la protección solar adecuada sobre todo para destinos de clima tropical, cercanos al Ecuador. Aunque tengas una piel resistente al sol, es preferible evitar largas exposiciones e incomodidades en la piel, para estar fresca y cómoda durante toda la estadía.

5) Desconéctate, relájate y disfruta
Es sencillo decirlo pero más difícil llevarlo a la práctica. Deja el teléfono en la habitación del hotel, apágalo o permite que la batería de agote por completo sin volverlo a cargar. Evitar llevar tu laptop u otros dispositivos con acceso a Internet. Con una o dos llamadas telefónicas o chequeo de correo por semana será suficiente y te sentirás realmente liberada. Recuerda que NO es necesario que estés posteando cada momento de tu luna de miel en redes sociales.