Detecta y controla los berrinches de tus pequeños hijos

Si tienes hijos, seguramente más de una vez has tenido que lidiar con sus berrinches sin lograr entender siempre qué fue lo que detonó que tu pequeño angelito se convirtiera de pronto en el demonio de Tazmania. Pues bien, aquí te damos una guía para que logres detectar y controlar los berrinches de los más pequeños de tu hogar:

BERRINCHES  MANIPULATIVOS BERRINCHES  TEMPERAMENTALES
Se detona cuando el niño quiere imponer su voluntad arbitrariamente y de algún modo “planea” descomponerse para lograr sus objetivos Tiene que ver con que algo viola el temperamento del niño y hace que éste se descomponga y pierda el control
Más consciente, más planeado y más controlado por el niño Más inconsciente, no planeado y le gana al niño
Menos intenso Más intenso y espontáneo
El objetivo: el niño quiere salirse con la suya y por tanto se enoja El motivo es más confuso o es clara consecuencia de su temperamento
Te produce enojo y coraje Te produce tristeza y lástima

 

¿Qué debes hacer ante los berrinches manipulativos?

  • No ceder, solo reconocer el error en el manejo de la situación
  • Mostrarnos más amenazantes y firmes
  • Retirarnos o quitarnos de su presencia, siempre necesitan espectadores para hacer el berrinche

¿Qué debes hacer ante los berrinches temperamentales?

  • Corregir la situación que violó el temperamento
  • Mostrarte más amables y tolerante
  • Estar con ellos y abrazarlos si lo permiten

En ambos casos puedes intentar distraerlos si las circunstancias lo permiten.