Metal y piel en el salón

Metal y piel en el salón

Metal y piel en el salón

Los materiales metalizados combinados con cuero en tonos naturales marcan la tendencia para este otoño. Las alturas se bajan hasta el suelo, que más cómo que nunca, se convierte en el protagonista indiscutible de la vivienda.Así la planta del piso se llena de mullidas alfombras y los sofás, que se convierten en bloques independientes, pierden altura. En cuanto a los muebles y complementos, se basan en diseños de otras épocas, actualizados con ciertos toques de modernidad que van desde los materiales, los tejidos o los tonos. Así, se llevan los sofás chéster tapizados en rayas de colores o butacas años 70 realizadas en piel? Y un factor común, el lujo del espacio: el adiós a los ambientes recargados.Los colores de moda para las pareces del salón son los metalizados. En este sentido, las principales firmas de pintura ya han incorporado esta gama a sus colecciones. Una pared o una parte de ella será suficiente. Acero, bronce, oro o cobre son tendencia de última hora.La piel natural, sin apenas tratar, en colores de la gama de los tostados, en blanco o negro adquiere gran relevancia. El cuero se convierte en material estrella para tapizar sillas, mesas, armarios e incluso complementos como bajo platos o tazas.