Silvia Jato, presentadora de TV

Silvia Jato vive el momento, se apunta a un bombardeo y es de las que hace suyo el lema renovarse o morir. Risueña, espontánea e inquieta, la conocida comunicadora gallega no ha tardado ni tres meses en decidir su porvenir profesional porque, tras presentar en Telecinco las galas de Miss y Mister España, se abrió a nuevas propuestas y escogió quedarse con las mañanas de TVE-1 durante el verano. Así, la que fuera genuina conductora de Pasapalabra en Antena 3 coge el testigo de Inés Ballester con fecha de caducidad. No es la primera vez que esta lucense licenciada en Ciencias Económicas que entró en la televisión vía los concursos de belleza hace una sustitución, porque también fue el relevo de Jesús Vázquez en el concurso de Telecinco ¿Allá tú!-¿Qué puede anticipar de su nuevo cometido?-No mucho porque estamos en ello. El 16 de julio me estreno en Por las mañanas, magazine que, acorde con la estación en que estamos, será más fresco. Llevaba un tiempo pensando en este formato porque tenía ganas de salir de los concursos. Con esto no quiero decir que no vuelva a presentar uno porque es un género al que le estoy muy agradecida,-Los concursos en los que ha estado han sido un éxito.-Sí. He estado más de cinco años en ellos, y no quería descuidar otros espacios. Por las mañanas es como volver a mis orígenes porque en TVG hice un magazine matinal. Tenía ganas de volver al directo, a la actualidad. Como los concursos son atemporales, no puedes tener a la actualidad como referente y era un poco alienante no poder decir nada sobre lo que estaba pasando en el mundo.-Una llamada de Javier Pons, el director de TVE, clarificó su futuro. ¿Que le dijo?-La apuesta es hacer un espacio abierto y actual. Vamos atender la realidad social porque estamos en una televisión pública. Está muy bien entretener, pero también hay que formar, hacer una labor social. Ya se sabe que los programas empiezan de una manera y terminan de otra, pero no vamos a desaprovechar los medios que tiene esta casa, habrá crónicas diarias de sus reporteros. También vamos a tratar la información rosa con delicadeza y estilo porque la intención es dar un giro a este tipo de contenidos. Y no nos olvidaremos de la cocina con gente que está empezando y tampoco de los personajes conocidos.-¿Qué va a aportar Silvia Jato a Por las mañanas?-No lo sé. Sí sé que a mi me va a dar vida y eso es lo que voy a intentar transmitir a la audiencia. Lo importante es ser feliz con lo que haces, y este trabajo es conforme a mis gustos. Además, no soy un busto parlante, hago propuestas, algunas se recogen y otras no. Hay que contar cosas y casos que no aburran porque no queremos provocar zapping.-Su presencia en Por las mañanas es temporal, aunque TVE ha manifestado su deseo de contar con usted.-Yo voy día a día. Mi trabajo es para los meses de verano, si luego hay más proyectos, pues sería un honor continuar en TVE.-Las mañanas son un feudo femenino, ¿se ha preguntado por qué?-Porque somos mayoría ¿no? Jesús Hermida inició el camino y Pepe Navarro también estuvo en esa franja. Hemos tenido una buena escuela.-¿Conoce al público al que se va a dirigir?-Queremos recuperar a los jóvenes que están de vacaciones.