Adolescencia: Los celos entre hermanos y cómo evitarlos

Si bien las riñas entre hermanos son el pan de cada día en casa, cuando llegan a la adolescencia las cosas pueden complicarse. Cuando atraviesan esta etapa surgen en numerosas ocasiones el problema de los celos. Para saber cómo afrontar las batallas entres tus hijos, checa los siguientes consejos.

Evita las comparaciones.

A cualquier humano le molesta que lo comparen con otro, evita comparar o poner de ejemplo a un hermano, porque solo generarás competitividad, cuando entre hermanos debe prevalecer la unión, la generosidad y la solidaridad.

Favoritismo.

No caigas en ente problema: privilegiar a un hermano por encima de otro con actitudes o comprándole cosas pues aquél que no reciba tal premio puede sentirse desplazado.

Disputas en casa.

No intervengas. Recuerda, ellos están en un proceso de aprendizaje y deben ser ellos mismos quienes arreglen sus diferencias.

Muestras de cariño.

Para evitar los celos entre hermanos adolescentes es importante que se sientan queridos a partes iguales.

Relaciones sociales.

Si uno de los hermanos es más  popular y sociable que el otro y tiene más amigos con los que relacionarse, anima al otro a establecer sus propias amistades. No presiones sobre el comportamiento de cada uno de ellos, no todos nacimos para el socalité.

Diferenciación por sexo.

Reparte quehaceres y tiempo de ocio a partes iguales, sin establecer diferencia por el género de cada uno de tus hijos. Todas y todos deben colaborar en las tareas domesticas para evitar patrones de machismo.

Investiga, infórmate de que manera puedes ayudar a tus hijos a sobrellevar esta etapa. Hay bibliografía, psicólogos y demás actividades en las que puedes apoyarte en la difícil carrera de la maternidad. Da a cada uno su espacio en el que pueda hablar en confianza contigo, no reveles lo que te comente, puedes avergonzarlo y perder sus confianza.

La adolescencia de tus hijos puede ser etapa difícil, ¡pero no desesperes!