Enseña a tus hijos a ahorrar desde pequeños

Es importante que los niños conozcan desde pequeños el valor del dinero para que aprendan a a cuidarlo y empezar a ahorrar.

Para iniciar a tus hijos en esto podrías comprarles una alcancía que les guste, donde guarden el dinero que reciben por regalos o domingos; cuando tengan un pequeño capital podrían incluso abrir su propia cuenta en algún banco.

Las instituciones bancarias saben que los niños serán sus futuros usuarios, por lo que tienen opciones para que los más pequeños del hogar empiecen con sus ahorros.

Habla con tus hijos y explícales el precio de las cosas y que el dinero tiene un límite. Motívalos a ahorrar para comprarse un juguete o algo que quieran, pero también enséñales que no pueden gastar en cada cosa que vean en las tiendas.

Así conocerán la satisfacción de poder comprar algo luego de esforzarse por juntar el dinero, e irán entendiendo que no se trata solo de gastar por que sí.

También puedes jugar con ellos alguna actividad que implique manejar dinero, como Monopoli, LIFE o PayDay, para que empiecen a comprender la cuestión de contar con cierto presupuesto y tomar decisiones financieras correctas.