¿Cómo hacer que dure más el bronceado?

Ya han terminado las vacaciones y las horas de sol. Pero ¿quieres que tu bronceado dure más tiempo? ¿No sabes cómo hacerlo? Para ello tenemos cinco trucos esenciales para mantener tu moreno continue intacto durante meses.

Exfolia tu piel
Exfolia tu piel
Cuando llegamos de vacaciones debemos eliminar las células muertas que durante el verano se han acumulado en la piel, con el fin de renovarla y buscar un bronceado más uniforme.

Así evitaremos las posibles manchas en el cutis y, auque puede atenuarse un poco el color de la piel, el tono obtenido lucirá mucho más bonito.

Hidratante de día y de noche
Hidratante de día y de noche
La hidratación de nuestro piel es fundamental después de las vacaciones. Además, debemos procurar hacerlo varias veces a lo largo del día. Lo ideal sería aplicar una crema muy hidratante por la mañana y una reparadora por la noche con el fin de nutrir la piel y devolverle la elasticidad y firmeza que necesita.
Dos litros de agua al día
Dos litros de agua al día
Para estar tan sana por dentro como por fuera, es necesario beber mucha agua varias veces al día. Lo recomendable sería beber hasta 2 litros de agua distribuidos durante toda la jornada.
Come frutas y verduras
Come frutas y verduras
Para mantener nuestro bronceado, existen alimetos que ayudan a tener mayor pigmentación en la piel. La ingesta de frutas como las moras, la sandía o el melón, así como verduras y hortalizas como el tomate o las zanahorias, que contienen betacaroteno, ayudan a prolongar nuestro tono moreno.
¡Luce moreno después del verano!
¡Luce moreno después del verano!
Ya han terminado las vacaciones y las horas de sol. Pero ¿quieres que tu bronceado dure más tiempo? ¿No sabes cómo hacerlo? Para ello tenemos cinco trucos esenciales para mantener tu moreno continue intacto durante meses.
Utiliza autobronceadores
Utiliza autobronceadores
Por último, un modo eficaz de prolongar nuestro moreno es utilizar autobronceadores. Menos dañinos que los rayos UVA no sólo aportan color, sino que, además, hidratan la piel, evitan su sequedad y prolongan ese color que tan bien nos sienta. Si decides recurrir a este tipo de productos, es esencial que exfolies tu piel antes para lograr un tono completamente uniforme.

«
»