¡No dañes tus electrodomésticos! Evita cometer estos 5 errores

Uno de los cuidados en casa que más deberían importarnos es el de los electrodomésticos, ya que su buen funcionamiento depende de las atenciones que tengamos con ellos, y eso impacta directamente en nuestros bolsillos a la hora de pagar el consumo de luz.

Existen 5 errores muy comunes que la gente comete a diario y que podrían costarles mucho. Revisa si no te está pasando a ti también, y de paso checa los consejos que te damos para ahorrar la luz en tu hogar. 

1. Guardar comida caliente en la nevera

Guardar en la nevera alimentos que no se han enfriado del todo es un error muy frecuente que lo único que provoca es elevar la temperatura del electrodoméstico y así gastar más electricidad.

Cuando la temperatura de tu nevera está bien regulada, la zona más fría, o sea el estante que está encima del cajón de las verduras, tendrá 2°C. Por lo tanto, allí tienes que colocar los alimentos más perecederos como el pescado fresco y la carne.

Los productos lácteos que tengan la leyenda “Una vez abierto, consérvese en frío”, deben colocarse en los estantes del medio y en el de arriba; mientras que los compartimentos de la puerta (los menos fríos) están destinados a almacenar cosas que no necesiten demasiada refrigeración como las bebidas, las salsas comerciales y la mantequilla.

2. Enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas

¿Sabías que ese inocente error te cuesta un importante gasto de agua de una media de 12 litros? Es mejor retirar los restos de comida con un cubierto o una servilleta. Además, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) el lavavajillas es uno de los electrodomésticos que gastan más energía al año, incluso más que la lavadora, el televisor o la nevera.

3. Colocar los cubiertos de una forma incorrecta

Si queremos que la comida se elimine correctamente de la cubertería debemos colocar bien los cubiertos. Los cuchillos deben colocarse con el mango hacia arriba, los tenedores y las cucharas con la cabeza hacia arriba. De igual forma no es conveniente encimar los trastes porque no permites que escurran bien.

4. Abrir el horno para comprobar la cocción

Lo único que logras con esto es disminuir hasta 50 grados la temperatura interna del horno y gastar más energía eléctrica. El IDAE recomienda apagar el horno antes de finalizar la cocción, ya que el calor almacenado será suficiente para terminar el proceso.

5. Llenar la lavadora en el orden equivocado

El IDAE calcula que en promedio una familia pone hasta 5 cargas en la lavadora a la semana. Claro que sabes que la ropa se debe separar para evitar teñidos, pero un tip extra es ubicar la ropa más sucia al fondo de la lavadora.

Te informamos que la lavadora es el tercer electrodoméstico que consume más energía en tu hogar.