La maternidad ya no es impedimento para trabajar

la maternidad no está peleada con trabajar, las mujeres endependientes están tomando los espacios.

Las mujeres ya pueden disfrutar de su maternidad y también de trabajar en plenitud, las mujeres independientes están tomando las riendas y nos han demostrado de lo capaces y eficientes que son. Pero lo que nos seguimos preguntando es, ¿y dónde están los padres?

La Comisión Británica de Igualdad y derechos Humanos reveló que un tercio de los empleados (36%) considera como necesito preguntar a la mujeres, durante las pruebas de selección, si esta tiene niños pequeños.

44% de los reclutadores piensa que una mujer que ha tenido más de un embarazo en su experiencia de trabajo puede ser una carga para su equipo y un 30% considera que una mujer embarazada está menos interesada en progresar o ascender en el trabajo.

¿La solución?

La clave estaría en que los hombres en su mayoría dejaran atrás pensamientos arcaicos en los que conciben a las mujeres como las únicas que deben de perdir bajas por paternidad, pues para hacer un trabajo conjunto y haya realmente una igualda de condición entre hombre y mujeres es que se ocupen tanto como las mujeres a la crianza de los hijos.

Lo que todos deberían de saber es que la maternidad hacen que una mujer sea el doble de trabajadora, y que ellas no pueden perder el tiempo, lo que no saben  es que están más que motivadas que otros en su posición.