Conoce la historia de esta joven que fue violada en plena vía pública

Su rutina se vio terriblemente afectada cuando un hombre se le acercó, la amenzó con un arma y la violó

Una joven estudiante de la UNAM fue violada recientemente en plena vía pública en Naucalpan, a la vista de peatones que nada hicieron por tratar de evitar el ataque o de ayudarla.

Su nombre es Amelia, tiene 22 años y diario sale de su casa aun de madrugada para llegar al trabajo antes de las 7:00 y por la tarde asistir a sus clases en la FES Acatlán.

Sin embargo, su rutina se vio terriblemente afectada cuando al bajar del camión, en el cruce de Periférico y Primero de Mayo, un hombre se le acercó, la amenzó con un arma y la llevó hacia unos locales oscuros.

Relató que ahí, luego de que le quitara su celular y la cartera, el sujeto la golpeó y, oprimiéndola con su arma, la violó y la obligó a hacerle sexo oral mientras la insultaba.

 “Incluso algunos volteaban y me veían con mirada de asco, pero nadie intervino (…) Aún no me explico por qué la gente no me ayudó, evitó la violación o por lo menos por qué no llamaron a la policía”.

Luego del ataque, un hombre que iba con su hija la acompañó hasta su trabajo, donde esperó a su madre para acudir al Ministerio Público del Centro de Justicia en Naucalpan, especializado en violencia familiar, sexual y de género.

 

Una vez ahí, la víctima tuvo que esperar más de siete horas para ser revisada por un medico legista, tiempo en el que no podía asearse e incluso le reclamaron por “Afectar la evidencia” cuando, después de la 1:00, comió algo.

“Mi hija se estaba desmayando, cómo es posible que en tantas horas el personal no podía tomar un exudado faríngeo o me dijera a qué hospital podía llevarla”, expresó su madre.

El tiempo que tomó la denuncia fueron casi 10 horas, después Amelia, acompañada de policías ministeriales, volvió a recorrer la zona donde fue atacada, donde constataron que en ese cruce de Periférico Norte y Avenida Toluca no hay cámaras de seguridad ni policías.