¿Qué tanto sabes del virus del papiloma humano?

El virus del papiloma humano o VPH por sus siglas, es un virus que se transmite mediante contacto directo y se puede dar en hombres y mujeres.

El virus del papiloma humano, mejor conocido por sus siglas VPH es el nombre que se le da a un conjunto de virus que comparten ciertas características en común.

Este es un virus, que se transmite por medio del contacto directo, puede contraerse durante una relación sexual con una persona que lo tiene. Se puede dar tanto en hombres como en mujeres que tengan una vida sexual activa.

El VPH se puede detectar por medio de la aparición de pequeñas erupciones de piel (verrugas), la zonas en las que pueden aparecer estas erupciones pueden ser la vagina, el pene, los testículos, el ano o en raras ocasiones suelen brotar en manos o pies.

No siempre se puede saber de manera inmediata que se tiene el virus, en ocasiones no aparece ninguna erupción, ni se presenta ningún tipo de síntoma, todo varía dependiendo la persona. Este es uno de los virus que no presenta síntomas como tal, tanto pueden aparecer o no las verrugas o granitos, así como el mal olor.

¿Existe cura para este virus?

Para este tipo de enfermedades que se transmiten por contacto sexual no tienen cura, en estos casos solo existe un tratamiento que ayuda a controlar la aparición de las verrugas y los distintos cambios que se puedan llegar a dar.

¿Cómo evitar el virus del papiloma humano?

Existe la vacuna del virus del papiloma humano. Esta vacuna se recomienda poner antes de iniciar una vida sexual activa, a partir de los 10 años en adelante.

El tratamiento que se sigue con la vacuna es en tres partes, una primera dosis, la segunda se aplica dos meses después de que se haya aplicado la primera y por último la tercera se aplica seis meses después.

Por eso es muy importante que cuando se comience a tener una vida sexual activa se utilice protección, para evitar este tipo de padecimientos y otras enfermedades de transmisión sexual o en otro caso un embarazo no deseado. Además es muy recomendable que acudas con tu médico especialista para que lleves un chequeo.