¿Primera vez con tu nuevo galán? sigue esta simple guía para que todo salga perfecto

Somos adultas, y sabemos perfectamente que no estamos hablando de la primera vez que irán a hornear galletitas juntos, así que pasemos directamente a la guía para que todo te salga perfecto en esa cita tan especial:

Lo que sí debes hacer:

Sé honesta. Al principio, por falta de con anza, es probable que no te atrevas a decirle qué (y cómo) te gusta. Ten en cuenta que los chicos son capaces de entender órdenes sencillas: “¡más fuerte!”, “¡justo ahí!”, “¡sigue!”. Y si va muy rápido, puedes ponerle la canción del verano, Despacito, a ver si entiende la indirecta.

Marca límites. Nunca hagas nada que no te apetezca ni fuerces a la otra persona. Esto no significa cerrar las puertas a experiencias nuevas, sino no ceder ante una propuesta que te causa rechazo.

Diviértete. Ten claro siempre que ése es el principal objetivo. Según cuenta el doctor Galván, “el sexo debe ser algo que sirva para relajarnos y conocer a la pareja de una manera más íntima. Procura no preocuparte por el qué pasará”.

Muestrate comoda. Seguro que estás nerviosa y no sabes cómo disimularlo. Una buena noticia: no es necesario que lo hagas. Si hay algo que te preocupa o necesitas comentar cualquier cosa con la otra persona, parar o ir al baño, expresalo. Lo más importante para gozar es que ambos estén cómodos.

 

Y lo que no debes hacer:

 

Dejarte dominar por tus inseguridades. Lo mejor es abandonarse al placer y evitar preguntarse demasiadas cuestiones durante la relación sexual así que aparta pensamientos del tipo: “¿Lo estaré haciendo bien?”.

Centrarte sólo en su placer...o el tuyo. Es importante encontrar el equilibrio entre ambos. Trata de no pensar nada más en conseguir el orgasmo (normalmente suele producir un efecto rebote y cuesta más) pasando por encima de los deseos del otro.

Tener expectativas irreales. Si la primera vez no resulta como esperabas, no te agobies. Puede ser una excelente excusa para repetir.

Dar las cosas por sentadas. Cada persona es un mundo. Lo que a unos les encanta, tal vez a otros les horrorice. Dar por sentado que todos pre eren lo mismo es un error. Antes de actuar, pregunta.

Fingir. Recuerda que si estás teniendo una relación sexual con alguien es porque le gustas tal y como eres. así que reserva tus dotes de actuación para otro momento y confía en ti misma.

Enfocarte en tus miedos. Hasta la mujer con la autoestima más alta del mundo se siente insegura durante la primera vez. Pero no te dejes arrastrar por tus inhibiciones.

No sentirte sexy. Aunque tú te veas como un troll de Mordor, las probabilidades de que él se dé cuenta son mínimas. Visualízate como la elfa más hot (esa será la imagen que transmitas) y piensa que él se muere por estar contigo.

Falta de confianza. No ser buena en la cama es uno de los principales temores femeninos. Ante esto, sigue tu instinto (la naturaleza es sabia) y deja las posturas acrobáticas para más adelante.

Reprimirte. Alcanzar el clímax es otra de las preocupaciones básicas. No te obsesiones: sólo el 36 % de las chicas lo logra con la penetración. Ponte a tono con tus fantasías sexuales favoritas.