Aprende a comunicarte con tu pareja sin pelear

Antes de poder entender cómo comunicarte con tu pareja sin llegar a pelear, debes saber que todos los seres humanos tenemos en nuestra naturaleza estos cuatro temperamentos: dominante, analítico, sociable y paciente, pero solo uno es el que predomina más. Depende de cómo funciona cada temperamento es la forma de cómo nosotros podemos “llegarle a esa persona” sin sentirnos frustrados.

El temperamento es algo que no podemos cambiar, el carácter, sin embargo, se puede moldear.

Dominante:

Fortalezas: Autocrítico, exigente, innovador, atrevido, responsable, rápido, se enfoca en resultados, apasionado por los retos, directo, fuerte, aventurero y decidido.
Debilidades: Controlador, impositivo, desesperado, autoritario, poco tolerante y egocéntrico, colérico, visceral y terco, explosivo.

Sociable:

Fortalezas: Optimista, inspirador, popular y social, abierto, carismático, cálido y confiado, entusiasta, jovial, bueno para las relaciones, generoso.
Debilidades: Emocional, Desorganizado, Amiguero.

Paciente:

Fortalezas: Benévolo, estable, excelente escuchando a los demás, relajado, adaptado y comprensivo, sereno, ecuánime.
Debilidades: Complaciente, poco activo y predecible, tibio y pasivo.

Dominante:

Fortalezas: Autocrítico, exigente, innovador, atrevido, responsable, rápido, se enfoca en resultados, apasionado por los retos, directo, fuerte, aventurero y decidido.
Debilidades: Controlador, impositivo, desesperado, autoritario, poco tolerante y egocéntrico, colérico, visceral y terco, explosivo.

Sociable:

Fortalezas: Optimista, inspirador, popular y social, abierto, carismático, cálido y confiado, entusiasta, jovial, bueno para las relaciones, generoso.
Debilidades: Emocional, Desorganizado, Amiguero.

Paciente:

Fortalezas: Benévolo, estable, excelente escuchando a los demás, relajado, adaptado y comprensivo, sereno, ecuánime.
Debilidades: Complaciente, poco activo y predecible, tibio y pasivo.

Analítico:

Fortalezas: Metódico, diplomático, sigue las reglas, es preciso, propio, perfeccionista y limpio, busca hechos, es analítico y busca altos estándares.
Debilidades: Distante, seco, testarudo y cuadrado.

Relaciones entre perfiles

La mayoría de las parejas son de personalidades opuestas, se atraen porque buscan en el otro lo que no tienen, pero no por eso deben pelear:

Dominante con Analítico: Una relación de práctica, lógica y terquedad. Son el líder y el estratega, el independiente y el solitario, el atrevido y el precavido, el rebelde y el conservador, el que nunca se equivoca y el que siempre tiene razón, el egoísta y el considerado, para ellos el dinero es su futuro y su seguridad.

Dominante con paciente: Una relación de ambición y modestia. Son el líder y el dócil, el independiente y el dependiente, el agresivo y el pasivo, el ambicioso y el adaptable, para ellos el dinero es manejado con toda libertad.

Dominante con social: Una relación de idealismo y practicidad. Son el protector y el protegido, el controlador y el espíritu libre, el independiente y el enamorado, el grave y el despreocupado, para ellos el dinero es un patrimonio o puro placer.

Analítico con paciente: Una relación de sensibilidad y sinceridad. Son el tranquilo y el pacífico, el comprometido y el que lo ignora, el guía y el seguidor, el independiente y el dependiente, el estable y el adaptable, el ahorrador y el derrochador.

Analítico con social: Una relación de diversión y responsabilidad. Son el sobrio y el entusiasta, uno está en la tierra y el otro en la luna, el imperturbable y el emocional, el reservado y el popular, el distante y el cariñoso, el ahorrativo y el malgastador.

Social con paciente: Una relación de sencillez y despreocupación. Son el romántico y el cariñoso, el conformista y el resignado, el activo y el pasivo, el platicador y el reservado, el gastador compulsivo y el no ahorrativo.

Ya sabes cuál es tu temperamento y el de tu pareja, ahora aprende a tratarlo, no son iguales, no les mueve lo mismo, dile lo que le gusta oír no digas lo que te gustaría oír a ti y evita pelear.