¡Pensando en aplicarte botox? Checa antes estas alternativas

Si estás considerando sucumbir ante la tentación de aplicarte botox, quizá te convenza checar estas otras alternativas antes de tener que enfrentar la aguja cada tres meses para mantener los resultados de este producto:

Tratamientos tópicos. Todas hemos visto esos anuncios de un nuevo suero milagrosos que se supone es mejor que el botox que muestran imágenes del antes y después con resultados asombrosos. Si creyeras lo que ves, pensarías que esos mágicos elixires pueden borrar 20 años en minutos. Pero no te dejes engañar, en una esquina, en pequeñas letras aparecen las palabras “fotografías no reales”. Aún más insidiosas son algunas de las fotos reales, las que muestran un primer plano del ojo. Lo que estas no muestran es que en la foto del antes, la persona está sonriendo, lo que hace que se vean las patas de gallo. En la foto del después no hay sonrisa lo que significa que no hay arrugas alrededor de los ojos. Si te fijas de más cerca notaras la diferencia. Aunque algunos de estos productos si entregan ciertos resultados temporales, de ningún modo pueden ser comparados a los resultados que se obtienen con las inyecciones de Botox o con cirugía. Si en realidad pudieran, ¿no estaríamos todas usándolos? Lo peor es que la mayoría de estos productos cuestan casi lo mismo que el original. Si suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. La mayoría de los doctores que valen lo que pagas te dirán que ahorres tu dinero y evites las lociones y pociones, así que sólo las mencionamos en este espacio para tu consideración.

Ácido hialurónico. Esta sustancia es muy popular para el relleno de arrugas ya que crea una estructura bajo la piel, que da volumen y sensación de naturalidad en las expresiones faciales. Esto es debido a que una de sus más grandes propiedades es la captación de agua. Inyectado bajo la piel es capaz de crear una estructura de maya que además de proporcionar la eliminación de arrugas profundas atrae moléculas de h2o e hidrata la piel. Sus aplicaciones más destacadas en estética son el aumento de labios, eliminación de ojeras y rellenos faciales. En una sola sesión los resultados son sorprendentes y hay una mejora considerable de contorno facial.  Utilizado en cremas y productos cosméticos tópicos el ácido hialurónico sirve para mejorar el estado general de la piel. Es un poderoso hidratante que mejora las condiciones del sistema celular y le aporta hidratación. En este caso los resultados que se buscan son parecidos a los del relleno solo que al ser aplicado externamente sus efectos son mucho menores. Aun así funciona bien si mantienes el tratamiento a base de cosméticos con ácido hialurónico durante un tiempo. La ventaja que tiene es que no hay un cambio de golpe. Ayudas a tu piel con un poco de volumen y le das hidratación para que se mantenga y regenere mejor.

Aceptación y amor propio. Ya, ya. Probablemente al leer esto tus ojos rodaron tan atrás que pudiste ver tu propio cerebro. Sin embargo, esta es la alternativa más recomendable ante tus dudas de aplicarte botox. Y es que en algún punto de la historia, los estándares de belleza se volvieron poquito locos haciéndonos creer que ir por la vida con expresión de muñeca inflable era atractivo, cuando quizá deberíamos de intentar aceptar que la naturaleza sigue un curso natural y que el paso del tiempo no es precisamente algo malo si se elige envejecer con dignidad. Es comprensible querer acudir a las facilidades que nos brinda la cosmetología moderna para vernos mejor, pero aceptémoslo, no todos los resultados son siempre positivos. ¿Cuántas veces hemos visto antiguas bellezas de Hollywood convertirse en caricaturas de lo que fueron sólo por algo tan tonto como querer desafiar al tiempo? El tiempo pasa y la belleza cambia, eso es un hecho. Lo único que podemos elegir es la manera en que lo enfrentamos, ya sea de manera digna y elegante o con una versión plástica de aquello que alguna vez fuimos.