Sácale provecho al bicarbonato de sodio en tu rutina de belleza

Seguramente tienes una cajita de bicarbonato de sodio en tu alacena y sólo la usas cuando horneas algo. Pues déjanos decirte que ese ingrediente puede ser tu mejor aliado de belleza.

Así que toma nota y sácale provecho al bicarbonato de sodio con los siguientes consejos.

Limpia tus manos

El bicarbonato es buenísimo para quitar de tus manos cualquier mancha que no se pueda quitar con agua y jabón. Sólo ponte un poco de bicarbonato en la manos y úsalo como si fuera jabón. Verás que quedarán impecables.

Shampoo seco

Ya nos han dicho que lavarnos el pelo todos los días no es muy recomendable, así que sácale provecho al bicarbonato de sodio para mantener limpio tu cabello. Sólo debes aplicar un poco en tu cuero cabelludo y masajear la zona hasta que absorba la grasa. Si tienes el pelo negro y temes que se note demasiado puedes combinar bicarbonato con polvo de cocoa.

Desodorante natural

¿Sabías que puedes crear tu propio desodorante? Así es, sólo haz una mezcla de bicarbonato de sodio con agua, y agrega el aceite esencial de tu preferencia. Coloca la mezcla en tus axilas y controla el olor corporal todo el día.

Dientes blancos

Prepara un exfoliante para tus dientes.  Haz una mezcla de bicarbonato con agua, y cepilla tus dientes como siempre. Con eso quitarás las manchas de café, vino o cigarro que tanto te molestan.

Uñas sin manchas

Elimina las manchas de tus uñas por usar esmaltes de colores fuertes, mezclando bicarbonato de sodio con agua oxigenada. Sólo debes cepillar tus uñas con la mezcla y esperar 5 minutos. Enjuaga después.

Pies suaves

Remoja tus pies en agua tibia con  bicarbonato de sodio. De esa manera eliminarás la piel muerta y los callos.

Limpiador de brochas

La próxima vez que limpies tus brochas, intenta remojarlas antes en agua tibia con bicarbonato de sodio. Quedarán listas para usarse de nuevo.

Aliento fresco

Refresca tu aliento y combate la placa haciendo gárgaras de agua tibia con bicarbonato.

Piel irritada

Alivia tu piel de picaduras de mosquito, ronchas o alergia metiéndote a una tina con agua y bicarbonato de sodio. De igual forma puedes aplicar la mezcla de agua con bicarbonato directamente sobre la piel.