Bicarbonato de sodio: un buen aliado para adelgazar

Uno de los usos del bicarbonato de sodio es bajar de peso, algunas investigaciones han revelado por qué este ingrediente funciona como eliminador de grasa.

Este ingrediente es uno de los elementos que conforman la dieta alcalina. Se trata de un suplemento que ayuda a reducir medidas; esto gracias a sus componentes que combaten la acidez corporal, lo que influye en el aumento de peso.

También puede interesarte: AÑADE ESTOS SIMPLES INGREDIENTES A TU AGUA PARA AYUDARTE A ADELGAZAR

El bicarbonato de sodio regula el pH del cuerpo, por lo que promueve la oxigenación celular y protege la masa muscular.

Controla la producción excesiva de jugos ácidos y el tránsito intestinal lento; esto beneficia a la digestión.

De igual forma, contribuye a la eliminación de los desechos, así que beneficia a conseguir un abdomen más plano y liviano.

¿Cómo usar bicarbonato de sodio para bajar de peso?

Con vinagre de manzana

La mezcla de estos dos componentes tiene una incidencia directa en el PH del cuerpo cuando la dieta es demasiado ácida y cargada de grasa.

Ayudan a mejorar el proceso digestivo y a disminuir los depósitos de grasa.

Con jugo de toronja

Esta fruta es muy utilizada para quemar grasa; tiene pocas calorías y contiene fibra, además, sus componentes naturales ayudan a depurar el organismo.

Juntos no solo son un gran enemigo de la grasa, también brindan efecto de saciedad.

Con limón

Las propiedades alcalinas del bicarbonato de sodio pueden ser potenciadas con el limón, que es un ingrediente que se usa mucho para desintoxicar el organismo.Esta combinación es provechosa para la protección del cuerpo contra toxinas, y también para mejorar el sistema linfático.