Ya usas bloqueador solar pero ¿lo estás aplicando correctamente?

La piel es el órgano más grande y, sin duda, es vital que lo cuidemos todos los días. No se trata solo de usar bloqueador solar sino de usarlo correctamente

No es ningún secreto que el cáncer es una consecuencia terrible de no cuidar apropiadamente nuestra piel, el órgano más grande del cuerpo humano, y si ya usamos bloqueador solar, estos son algunos errores que debemos evitar si no queremos arruinar nuestras buenas intenciones:

  1. El primer paso. Elige uno que tenga, mínimo, FPS 50. Entre más claro sea el tono de tu piel, mayor factor de protección solar (FPS) debes buscar.
  2. La primera aplicación. 20 minutos antes de exponerse al sol. Siempre.
  3. Retoques. En condiciones extremas (playa, por ejemplo) repite la aplicación cada dos horas mínimo. En condiciones “normales” (casa, oficina y otros interiores) aplica el producto cada cuatro horas.
  4. ¿Dónde aplicarlo? Cara y cuello, aunque uses sombrero o gorra, recuerda cubrir tu nariz y orejas. Si vas a estar en condiciones extremas aplica en los dedos, manos y pies. No olvidemos en los labios, un bálsamo con FPS.
  5. Un chapuzón. El error es que nos pongamos el protector solar y nos vayamos corriendo a la piscina o al mar, por lo que nuestra piel todavía no habrá podido absorberlo correctamente. ¿Segundo error? que esperemos a finalizar el primer baño para protegernos del sol.

Lo que no debes olvidar:

  • No te expongas al sol entre las 11 y 16 horas.
  • Usa sombre y gorra para proteger tu piel de sol.
  • Elige lentes de sol que tengan filtro UVA y UVB.
  • Si te mojas o sudas aplica producto (de nuevo) de inmediato.
  • Según las nuevas regulaciones de la FDA, los productos de protección solar que te recomiendan usar son los que tienen la etiqueta “Amplio Espectro” y un FPS de mínimo 15. Te recomendamos usar un FPS 50 (alta protección) o un FPS 50+ (muy alta protección).

El bloqueador nos ayuda a prevenir signos de edad como manchas, arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel.

¡Ojo! El bloqueador solar debe usarse todos los días así llueva, truene o relampaguee.