5 tips para cuidar tu melena durante la temporada invernal

Los cambios climáticos afectan inevitablemente nuestro pelo, en verano el calor lo reseca y cambia su color, en invierno la humedad y la falta de sol lo pueden volver opaco, sin volumen y brillo, haciendo que se caiga con mayor facilidad. Y es que cuando de cuidados se trata, depende de nosotras atenderlo y hacer que luzca bello y radiante sin importar en cual estación nos encontremos, por eso te presentamos algunos trucos para cuidar el cabello en invierno, y así tener una melena espectacular, sin importar si llueve, truene o relampaguee.

  1. Para cabellos resecos es recomendable usar un champú anticaída con aceites hidratantes, utiliza también un acondicionador del mismo tipo y si es posible una mascarilla, así aportarás mayor protección e hidratación a tu melena, ganando también suavidad. Además se sugiere no lavarlo a diario y permitir que los aceites naturales del cuero cabelludo actúen sobre el pelo y más en invierno.
  2. Intenta disminuir el uso de la secadora, las tenazas y la plancha de pelo, no es un secreto que esto maltrata en gran medida nuestro cabello, sometiéndolo a altas temperaturas haciendo que se quiebre y luzca opaco y maltratado.
  3. Al menos una vez a la semana aplica una mascarilla hidratante y nutritiva en tu pelo, la forma adecuada de hacerlo con el fin de potenciar su efecto es colocarla y luego tapar el cabello con un gorro de baño durante al menos 10 minutos, este simple proceso lograra grandes mejoras en tu melena.
  4. Otra buena sugerencia para ganar brillo y nutrir el pelo es el uso de ampolletas especiales, las hay de todo tipo: hidratantes, para cabellos lisos, anti frizz, para contrarrestar la caída. Puedes aplicarlas directamente sobre el pelo una vez a la semana, o colocar dos o tres en tu champú y acondicionador, así cada vez que lo laves te beneficiarás con sus resultados.
  5. Si quieres darle más brillo a tu cabello puedes aplicar un tratamiento en casa siguiendo para hidratarlo y nutrirlo. El aceite de coco es un gran aliado para tener una melena radiante. Sólo debes frotar un poco de este ingrediente en tus manos y luego pasarlo por tu cabello. Después te envuelves la cabeza en una toalla caliente y lo lavas como de costumbre.