¿25 años? Cuídate de las arrugas ¡ya!

Estás justo a tiempo. A pesar de estar en tus veintes, tu piel sufre una pequeña reducción de la hidratación natural, entre otros inconvenientes

Después de soplar las 25 velas en tu cumpleaños, tendrás que librar una nueva misión (posible): cuidar tu piel para evitar el temido aparecimiento de las arrugas. Seamos sinceras, los veintitantos son un torbellino de cambios y emociones (y de líneas de expresión).

La falta de hidratación puede dejar tu piel seca, además pueden aparecer manchas castañas de sol y al sonreír, puede que una u otra pequeña marca de expresión o ligeras arrugas empiezan a aparecer alrededor de tus ojos.

A pesar de estar en tus veintes, tu piel sufre una pequeña reducción de la hidratación natural, entre otros inconvenientes que pueden perjudicar tu apariencia. Aprende a cuidar de tu piel en esta nueva fase de tu vida. Sí hay un montón de hábitos que quizá ni siquiera habíamos considerado antes y que aún estamos a tiempo de poner en práctica si queremos llegar a los treinta con la mejor carta de presentación y mantenernos así muchos años más.

Pero, ¿cómo empezar a cuidarte? 5 sencillos tips:

  • Usa protector solar con un FPS mayor a 30. Esta radiación produce radicales libres, que agilizan el proceso de envejecimiento cutáneo.
  • Aléjate en medida de lo posible del humo del cigarro, pues éste afecta horriblemente tu piel por los radicales libres. Evita ser fumadora activa (pero también pasiva).
  • Hidrata tu piel desde dentro con dos litros de agua mínimo. La piel pierde su capacidad para retener el agua y se deshidrata. ¡Evítala!
  • Consume alimentos frescos, sobre todo verduras verdes y frutos rojos. Las zarzamoras, moras azules, arándanos, el salmón, las nueces, aceite de oliva y el chocolate negro, que es un buen antioxidante, son perfectos.
  • Lava tu piel antes de dormir. Ni de broma te duermas maquillada. Este mal hábito podría estar robándole a tu piel hasta 10 años de vida.

“Señora, no le quite años a su vida, póngale vida a los años” (seguro lo leíste cantando), literal, evita el envejecimiento prematuro.