Piel de fresa, ¿qué es?, síntomas y tratamiento

Se llama piel de fresa a la aparición de infinidad de puntos negros que dejan tu zona T justo como la fruta.

No es un cumplido, es un grave problema para tu cutis. Se llama piel de fresa a la aparición de infinidad de puntos negros que dejan tu zona T justo como la fruta. Frente, nariz y barbilla con acné comedónico.

Los puntos negros son una obstrucción de los poros de la piel que aparecen debido a la producción sebácea (sustancia grasa que surge especialmente en la cara y en la nariz), vinculada al proceso de oxidación de las células.

Si notas una cantidad abundante de puntos negros en la nariz, mantente alerta, es muy probable que se dispersen y llenen tu zona T en un par de semanas. Con el problema identificado, te proponemos 5 populares y económicas formas de tratar el acné comedónico:

  • Enjuaga tu rostro con agua tibia o caliente para que los poros se abran. Luego coloca en la esquina de una toalla un poco de aceite de oliva o de almendras. Añade pasta de dientes encima. Aplica de manera suave, pero firme, sobre la nariz o en la zona donde tienes puntos negros. Masajea en círculos. Si lo ves necesario, puedes repetir la mezcla. Espera 5 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Prepara un loción con zumo de lima, aceite de almendras y glicerina en partes iguales. Aplícalo en el rostro todos los días por la noche y déjalo actuar al menos 15 minutos. Luego lava la cara con agua tibia.
  • Calienta una toalla con agua hirviendo. Sin que te queme, colócala en tu rostro por diez minutos, hasta que se enfríe. Lava el rostro con agua caliente con un jabón neutro. Enjuaga con agua fría para que se cierren los poros y aplica un humectante que no contenga aceites. Luego aplica alcohol y masajea por cinco minutos. Enjuaga.
  • La black mask es también una excelente opción. Elige una marca coreana, son económicas y muy efectivas.
  • Para quienes lo han probado todo, los especialistas recomiendan tratamientos como las microdermoabrasiones, los peelings y el láser.

Dile adiós a la piel de fresa.