Padecer obesidad no depende solo de lo que comes

La obesidad depende en gran medida de los hábitos alimenticios de una persona, así como de su actividad física, pero también hay otros factores que pueden provocar el aumento de peso.

Si por más dietas y ejercicio que se hacen, una persona no logra bajar de peso, podría ser debido a alguno de estos factores.

También puede interesarte: EL RIESGO DE OBESIDAD AUMENTA EN UN 60% POR EL CONSUMO DE BEBIDAS AZUCARADAS

Genética

Como muchos otros aspectos de nuestra fisionomía, la obesidad también puede desarrollarse si tiene en nuestros genes.

Esto depende de nuestro origen étnico e historial familiar. En algunos casos, los genes pueden aumentar de 20% a 30% las probabilidades de que una persona padezca obesidad.

regulación del apetito

La regulación del apetito impacta directamente en nuestro peso.

Sim embargo, existen casos en que esta regulación no funciona correctamente. Las hormonas encargadas del hambre y la saciedad llegan a variar.

Esto genera un desbalance entre lo que comemos y la señal que manda el cerebro para dejar de comer.

Esto ocurre por ejemplo cuando una persona adelgaza, durante los siguientes 12 meses sus niveles hormonales cambiarán para buscar recuperar el peso perdido.

Esta es una de las razones por las que mucha gente no logra mantener su peso cuando termina una dieta, especialmente si resulta muy extrema.

Salud mental

Nuestro bienestar psicológico también juega un papel importante en el desarrollo de la obesidad.

Hay personas que suelen comer más cuando están preocupados, ansiosos, molestos o bajo mucho estrés; además de que lo hacen en horarios poco adecuados para el metabolismo.

A su vez, el estrés aumenta los niveles de la hormona cortisol, la cual también favorece al aumento de peso.

entorno

La ciudad en la que vives y el nivel socioeconómico en el que te desenvuelves también influyen en tu peso. Esto abarca aspectos como el acceso a comida rápida, debido a que los alimentos saludables suelen ser más costosos, jornadas laborales demandantes, o el tipo de esfuerzo físico que se realiza diariamente si se cuenta con espacio para realizar ejercicio o si nos trasladamos en auto propio.

no dormir bien

No descansar correctamente fomenta el aumento de peso. Ocurre por que, cuando no dormimos bien, el organismo siente la necesidad de consumir más calorías para mantenernos con energía; además, la falta de sueño también genera desequilibrio hormonal.

Medicamentos

Cada cuerpo reacciona de forma diferente a cada medicamento, aunque hay algunos que entre sus efectos secundarios está el aumento de peso, como:

  • Corticoides
  • Anticonceptivos
  • Antidepresivos
  • Antihipertensivos
  • Antihistamínicos