Cómo saber si tus hijos padecen alguna alergia

Las alergias son una respuesta inmune o reacción exagerada a diferentes sustancias que usualmente no son dañinas.

Esta reacción protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus,

Cuando la sustancia tiene contacto con el organismo de una persona alérgica a ella, ciertas células liberan histamina y otros elementos que producen los síntomas.

La mayoría de las reacciones alérgicas son leves y no ponen en peligro la vida; aunque algunas personas si pueden llegar a presentar síntomas más graves.

Cómo identificar alergias en niños

Las reacciones alérgicas suelen variar dependiendo la causa y la zona del cuerpo que afecta. Los más frecuentes son:

  • Flujo nasal, normalmente acompañado de estornudos.
  • Lagrimeo y ardor en los ojos.
  • Conjuntivitis, es decir, inflamación o infección en la membrana transparente que cubre el párpado y la parte blanca del ojo.
  • Picor y comezón en la nariz, boca, garganta, piel o cualquier otra área. Estas molestias también pueden afectar las vías respiratorias.
  • Sonidos silbantes producidas en los bronquios.
  • Tos seca.
  • Dificultad para respirar.
  • Urticaria y ronchas en la piel.
  • Cólicos estomacales.
  • Nauseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza

Las alergias pueden surgir con algunos agentes ambientales que tienen contacto con la piel, las vías respiratorias o los ojos; por ejemplo el polen, el moho, la caspa y el polvo.

También puede ser por picaduras de insectos, cosméticos, telas o alguna sustancia que tenga contacto con la piel.

Los alimentos o algunos medicamentos también pueden causar reacciones alérgicas.

Si algo de esto le ocurre a tu pequeño lo mejor es llevarlo al médico para que indique como prevenir o aliviar los síntomas de su alergia.

Incluso puede aplicarle algún examen para conocer si es alérgico a otras sustancias.