Errores que no quieres cometer al educar a tus hijos

No existe un manual de instrucciones o una fórmula mágica para ser una buena madre, así que no debes afligirte por pensar en que no lo haces a la perfección.

Estos son algunos consejos sobre lo que debes evitar para no perjudicar la educación de tus pequeños.

Falta de coordinación entre los padres

Cuando los niños reciben diferentes mensajes por parte de sus padres podrían sentirse confundidos. Con forme crezca podría utilizar estas diferencias a su favor para salirse con la suya.

Es mejor que, cuando el niño pregunte o pida permiso para algo a alguno de los padres, y este no sepa la opinión del otro, responda al hijo que espere un momento para discutirlo en lugar de decirle: pregúntale a tu mamá/papá.

Sobreprotección

El amor por tus hijos y la preocupación por evitar que sufra podría llevarte a protegerlo de más. Por difícil que resulte es necesario dejarlo crecer y enfrentar las consecuencias de sus actos para ayudarlos a madurar.

No caigas en hacer sus tareas, disculparte por ellos, intervenir antes de hacerlo enfrentar sus malas decisiones o evitarles disgustos.

Despreciar o menospreciarlos

Esto aplica especialmente a las madres de temperamento fuerte y explosivas. Al enojarte con tus hijos debes evitar a toda costa decirle frases que critiquen su capacidad de hacer las cosas.

Falta de unidad

Esto se refiere a que las medidas correctivas, cuando hacen algo mal, así como las recompensas al hacer lo correcto, deben permanecer.

Ten conciencia de que educas para siempre y no en momentos concretos.

Imponer castigos que no van con su edad

Desde pequeños debemos guiarlos por el camino de lo que pueden hacer y lo que no, pero siendo conscientes de su edad y los castigos aplicados.

En ocasiones no está de más explicarles la razón del castigo.