¿Te mudaste a vivir sola? Administra tu dinero

Parece una tarea maratónica (y lo es) pero con estos sencillos tips podrás ahorrar dinero casi sin darte cuenta

Si recién te mudaste a vivir sola y nada más no das una, sigue leyendo. Dejar de vivir con tu familia conlleva un enorme cambio en todos los aspectos. No importa cómo afrontes esta nueva etapa de tu vida, algo seguro es que ni tu presupuesto ni tu rutina volverán a ser lo mismo. Haz rendir tu dinero.

Es momento de poner los pies en la tierra y recortar ciertos gastos innecesarios. Lo primordial para ti deberán ser los ahorros, ya que no sólo hay que cubrir lo “básico”, sino tener un colchón o una reserva para el tiempo de crisis.

  • ¿Más vale sola? Tal vez no te guste mucho la idea de vivir con desconocidos o eres escéptica sobre ello. Pero compartir casa o departamento puede ayudarte a ahorrar muchísimo dinero.
  • Separa gastos y lujos. Cada quincena al recibir tu pago, separa primero lo de tus gastos, tal vez aquellas deudas que tienes pendientes por liquidar o algún compromiso que hayas adquirido para para pagar a largo plazo. Posteriormente, separa un porcentaje de tu pago y déjalo como ahorro, puede ser una cantidad significativa, lo importante es que sea constante. Y por supuesto, un pequeño lujito. Puedes separar la cantidad idónea para ir al cine o a cenar con tus amigas.
  • Lo más importante “a todo se acostumbra uno menos a no comer”. Para ahorrar en comida, funciona muy bien tener un menú semanal. Utiliza también ingredientes de temporada, son más económicos.
  • Acepta tu realidad. Todo lo que puedas soñar lo puedes lograr. Pero sé realista, y no exageres. Busca algo cómodo y que sea de tu agrado, algo a lo que puedas añadirle tu estilo y convertirlo en tu hogar.
  • A vivir al máximo. Disfruta de tu independencia. Invita a tus amigos a casa, para un maratón de películas. Es probable que gastes en comida o bebida, pero no tanto como en un restaurante o bar.