Dealer de Demi Lovato asegura que ella conocía los riesgos

Contó que le envió un mensaje a las 4:00 de la mañana para pedirle que fuera a verla y que “sabía en un 100 % lo que estaba tomando”.

Luego de la recaída y la sobredósis que llevó a urgencias a la actriz y cantante Demi Lovato el pasado 24 de julio, en Los Ángeles, Brandon Johnson surgió como el sujeto que le suministró de drogas y declaró en una entrevista que ella conocía los riesgos a los que se enfrentaba.

Contó que Demi le envió un mensaje a las 4:00 de la mañana para pedirle que fuera a verla y que lo que le llevó fueron unas pastillas conocidas como del ‘after market’; negó saber si las píldoras estaban mezcladas con algo, pero aseguró que ella “sabía en un 100 % lo que estaba tomando”.

Showtime 😈

A post shared by Demi Lovato (@ddlovato) on

 

Jamie Alan, profesor asistente de farmacología y toxicología en la Universidad Estatal de Michigan, explicó que ese término podría significar dos cosas.

“Lo más probable es que hayan sido adulteradas de alguna manera, lo que significa que podrían estar mezcladas con fentanilo”, o bien, que estos medicamentos no son productos farmacéuticos y “no pasan por ningún tipo de regulación de la Administración de Medicamentos y Alimentos”.

Happy and free 💗

A post shared by Demi Lovato (@ddlovato) on

 

El dealer se fue de casa de la cantante entre 7:00 y 8:00 de la mañana, relató que ella ya dormía así que le puso una manta y no notó nada extraño. Fue a las 11:30 am cuando uno de los asistentes encontró a la cantante y llamó al 911.

Demi ha sido reconocida no solo por su talento, si no también por su lucha contra el trastorno bipolar, sus adiciones y trastornos alimenticios; ya fue dada de alta en el hospital por su último incidente y se encuentra en un centro de rehabilitación.