Sangría de fresa con mango: una bebida refrescante para este calor

Siempre estamos a tope con actividades del hogar, la escuela, con los hijos, etc., pero con esta temporada de calor sin duda las rutinas diarias se hacen más pesadas. Así que ¿por qué no darte un respiro? Y mejor aún, con una sangría de fresa con mango: una bebida refrescante y deliciosa, motivo ideal para invitar a las amigas a casa.

Una buena opción para convivir y relajarte, ¡además de que es muy fácil y rápida de preparar!

Sangría de fresa y mango.

Esta receta rinde para dos porciones.

Los ingredientes que necesitas son:

  • 1 mango medio maduro.
  • 2 tazas de vino blanco (elige el que más te guste).
  • 1 taza de jugo de mango (puedes hacer el jugo tu misma o evitar el trabajo y comprar uno de tetrapack).
  • 1 taza de refresco de limón.
  • 5 fresas congeladas.
  • Hielos al gusto.

Modo de preparación:

  1. Lava muy bien el mango, pela y corta en pequeños cubos, resérvalos en el refrigerador.
  2. Desinfecta muy bien las fresas, quita el tallo y corta en rebanadas.
  3. En una jarra o recipiente para agua grande, mezcla el vino blanco, el jugo de mango y el refresco de limón, puedes incorporar hielo a tu gusto o puedes dejar enfriar por unos minutos en el refrigerador o congelador, así se incorporaran mejor los ingredientes y tendrá un mejor sabor.
  4. Para servir elige los vasos de tu preferencia, sirve a tu gusto los cubitos de mango y agrega la sangría, termina de decorar con las fresas en rebanadas.

Es una bebida que va muy bien con todo tipo de comida, puedes acompañarlo con un pescado y una rica ensalada verde, esta receta es ideal para compartir y tener una tarde a gusto y para disfrutar.

Ahora ya lo sabes: cuándo estés un poco estresada, tu mejor aliado será el vino blanco en sangría. Trata de disfrutarlo y relajarte, ¡y olvídate de todo por un rato!