La importancia de hacerte un chequeo general de salud

Como bien sabemos nuestra salud es muy importante, es por eso que es muy recomendable realizarse un chequeo general de salud al menos una vez al año para asegurarnos que todo esté correcto con nosotras y como bien dicen, más vale prevenir que lamentar.

Y aunque algunas veces creemos que tenemos que sentirnos mal para ir al médico, estamos muy equivocadas, ya que al hacernos un chequeo general podremos conocer mejor a nuestro cuerpo e incluso detectar enfermedades a tiempo como el cáncer.

Otro de los beneficios que puedes obtener con el chequeo general, es que podrás sentirse mejor contigo misma y con el tiempo poco a poco modificar tu estilo de vida lo cual se verá reflejado no sólo en tu salud sino que hasta en el campo laboral y claro, en lo sentimental.

¿Cuándo tengo que hacerme el chequeo general y cómo se hace?

Lo indicado es que vayas al médico para que él te diga cada cuando es conveniente hacerlo, pues dependerá mucho de tu trabajo, tu edad, sexo y de tus antecedentes clínicos, es decir, si alguna vez has estado hospitalizado o te han hecho alguna cirugía.

Una vez que el médico conoce todo sobre ti, ya está listo para iniciar el chequeo general, que en términos general realizará una toma de muestra de tu sangre para analizar la glucosa, perfil de lípidos, electrolitos, la biometría hemática y la química sanguínea.

Con respecto a tu salud sexual, será importante indicar si ya se ha practicado el papanicolau y colposcopia, el cual debe hacerse al menos cada seis meses. En caso de que no lo hayas hecho, será momento de aprovechar el cheque general y que te lo realicen.

Algunas de las enfermedades que se pueden prevenir son, la hipertensión arterial, diabetes, daño renal, dislipidemia (colesterol y triglicéridos altos) y como ya lo habíamos mencionado antes, el cáncer, en especial el de mama y cérvico-uterino.