Terminar una relación podría ser tan difícil como dejar una adicción

Para muchas al terminar una relación no es tan sencillo dejar de pensar en la otra persona; aunque nos haya roto el corazón seguimos buscando la forma de saber que ha ocurrido con su vida.

Así es muy fácil caer en un círculo vicioso, te reprochas por no lograr desprenderte de él, pero también deseas seguir viendo las fotos de sus momentos felices.

También puede interesarte: ¿HOMBRES O MUJERES TARDAN MÁS EN SUPERAR UNA RUPTURA AMOROSA?

Podrías llegar a pensar que algo especialmente malo ocurre contigo, pero tranquila, este proceso es normal.

La angustia y el enojo al terminar una relación son completamente normales en los seres humanos.

Incluso hay estudios que han revelado que el amor es como una adicción; por ello al separarte de alguien pueden presentarse los mismos síntomas, como si estuvieras en abstinencia.

Uno de esos estudios fue realizado en la Universidad de Rutgers, liderado por la antropóloga Helen E. Fisher; en él observaron las partes del cerebro donde ocurre la adicción a la cocaína.

Encontraron que usar dicha droga tiene mucho en común con los comportamientos obsesivos que vienen con los intensos sentimientos de amor.

Por ello, descubrieron que la sensación de desapego por una pareja ilumina la misma área en el cerebro que en el de un adicto.

Es importante saber que esta etapa es normal y que no es para siempre. Es difícil saber exactamente cuanto tiempo durará, pero la ciencia indica que lleva alrededor de 11 semanas recuperarse de una ruptura.

Así lo reveló otro estudio publicado en he Journal of Positive Psychology.

Para facilitar tu proceso deberás armarte de valor y dejar que tener contacto con él o buscar información suya.

Mantente ocupada para que no tengas tiempo de pensar el él o de deprimirte.