Le decían la más gorda de la escuela y ahora tiene una figura admirable (GALERÍA)

El sobrepeso le provocó una complicada adolescencia llena de inseguridades y con miles de complejos. La instagramer Jessica Benítez sufrió durante años el rechazo, burlas y terribles apodos que la ridiculizaron frente a toda la escuela.

Pero a pesar de los hirientes comentarios seguía siendo la misma chica sonriente y radiante que alegraba a su familia y a sus verdaderos amigos.

Sin embargo sabía que su sobrepeso no sólo afectaba su autoestima, sino también su salud.

Un día como cualquier otro, Jessica decidió hacer algo para ella misma y que lo agradecería toda su vida. Dejó a un lado la comida chatarra, se levantó del sofá y cambió sus tardes frente al televisor por noches de entrenamiento en el gimnasio.

Al inicio, le costaba demasiado trabajo permanecer más de 5 minutos seguidos en la caminadora, pero a pesar del dolor y el cansancio, Jessica nunca se rindió.

Como si fuera un espejo y a pesar de que el cambio fue lento y muy complicado, decidió retratar cada pequeño triunfo en su cuenta de Instagram, y pronto, su admirable transformación y ejemplo fue ganando cada vez más seguidores (hoy tiene más de 300 mil) quienes la impulsaron a continuar.

 

It will never be easy but it will ALWAYS be worth it? #weightlosstransformation

Una publicación compartida de Jessica (@getfitwjessica) el

Si bien es cierto de que en más de una ocasión sintió que ya no podía más, cuando sentía que la fuerza la abandonaba, entrenaba con más empeño y ganas.

Poco a poco y al ver los pequeños avances fue recuperando la confianza en sí misma, y tras horas de arduo trabajo en el gimnasio bajo rutinas que la hacían quedar completamente agotada y tras cientos de entrenamientos, Jessica llevo su belleza interior al exterior.

Su exceso de piel no la avergüenza y lo muestra con orgullo porque sabe que es temporal y pronto desaparecerá, además esa “cicatriz” la mantiene firme en su objetivo, Jessica continúa esforzándose por seguir bajando un kilo a la vez.


Ahora y después de un año y medio de arduo esfuerzo Jessica Benítez, pesa 80 kilos menos y su salud regresó pero también su amor propio que la hace infinitamente feliz; ese mismo que se había hundido en comidas llenas de carbohidratos, azúcar, grasa y todos aquellos excesos que ya no serán más parte de su vida.

Ahh the holidays were fun, we still have New Years to celebrate AND THEN its game on!!! Back to that weight loss mind set, I know I’ve said it 16155 times but I can’t explain how ready i am to restart. Yes, I know i have lost a ton of weight and I deserve to spare a few cheat days but in my head I feel like I have gone a little overboard ? I am excited to get back on the wagon and hit my goals in 2018!! I’m hosting a dietbet on January 10th so if you’d like to join me on this weight loss challenge the link is in my bio! For those of you who don’t know what DietBet is, Its a game where you bet yourself $35 that you can lose 4% of your weight in 4 weeks. You submit pictures with code words to prove your beginning and ending weights. After 4 weeks, anyone who has hit their 4% goal is a winner and splits the winnings! We all share workouts, recipes, weight loss tips and POSITIVE feedback! I am so ready for this!!! (Btw the pic on the left, I was not trying to lose weight yet) #weightlossinspiration #weightlosstransformation #weightloss #weightlossjourney #transformation #motivationmonday #iammotiv8

Una publicación compartida de Jessica (@getfitwjessica) el

TE RECOMENDAMOS

Después de 7 hijos, mamá fitness muestra su transformación junto a su hija ¡parecen hermanas!