Viajar con niños no siempre es fácil, checa estas recomendaciones

Viajar es un gran placer, pero definitivamente no es lo mismo hacerlo con tus amigas, solo con tu pareja o con tus hijos. Los trayectos largos con niños son complicados, y en ocasiones también la estancia durante las vacaciones, debido a las necesidades de cada pequeño, pues suelen cambiar con la edad.

Si ya estás planeando tus próximas vacaciones y es el primer viaje que harás con tu bebé, o si continúan siendo un reto, aquí hay algunos aspectos que deberías tomar en cuenta.

También puede interesarte: JUEGA MÁS CON TUS HIJOS Y DESHAZTE DEL ESTRÉS

Viajar con un bebé es viajar con más equipaje; esto por que tienen muchas más necesidades, desde más cambios de ropa, comida especial y la carreola o silla para transportarlo.

Por ello lo mejor es elegir destinos o actividades tranquilas, además de tomar en cuenta las limitaciones del hotel y del lugar que visitas; si está lejos de las atracciones turísticas tendrán que caminar largas distancias o tomar diferentes transportes.

También hay que recordar que lugares demasiado concurridos podrían hacerlos sentir agobiados y estarás batallando para que deje de llorar o moverse demasiado. Conforme tu hijo crezca las opciones para viajar también aumentarán.

Cuando son más grandes y ya están en edad escolar es recomendable mezclar actividades de recreación y visitas culturales para alimentar su curiosidad pero para que no se aburra.

Con los jóvenes y adolescentes es importante incluirlos en la organización de los viajes; esto mostrandoles las opciones que los padres han contemplado o pidiéndole opciones que él mismo investigue.

También hay que animarlos a que se desprendan de sus pantallas, pues normalmente los adolescentes se la pasan pegados a sus teléfonos celulares negando atención a sus familiares.

Una buena idea para limitar esto, especialmente durante los viajes, es pactar tiempos para estas actividades y realizarlas, por ejemplo, al final del día.