Iban a sacrificarlo porque creían que no tenía cura, esto fue lo que ocurrió

Creían que no había otra alternativa más que sacrificarlo, hasta que otro veterinario aseguró lo contrario.

Starfish es un perrito que fue encontrado en Argentina en una caja con las patas totalmente extendidas, cuando el veterinario lo examinó aseguró que no había remedio, lo único que podían hacer era sacrificarlo.

Sin embargo, antes de que recurrieran al procedimiento, el jefe de refugio paró todo y exigió que pidieran una segunda opinión.

Así que eso hicieron, lo llevaron con otro veterinario, cuyo diagnóstico fue mucho más alentador, indicó que lo que Starfish tenía era el ‘síndrome del nadador’, el cual aseguró que puede curarse completamente con los cuidados adecuados.

Así que empezaron a darle los cuidados que requería, y pese a las bajas expectativas que todos tenían, con mucho tiempo y esfuerzo el pequeño perrito comenzó a caminar.

 

Mira aquí la conmovedora y esperanzadora historia de Starfish.

 

SE PUEDE!

SE PUEDE!www.adopterosargentina.com

Posted by Adopteros Argentina on Friday, July 6, 2018