El aguacate: la naturaleza al servicio de la belleza. ¡Es oro verde!

El aguacate o también llamado “oro verde” no solo es un sabroso complemento en la comida: por sus beneficios para la salud y belleza se considera milagroso en todo el mundo.

Originaria de México y algunas zonas de Centroamérica, esta carnosa fruta contiene de forma natural nutrientes esenciales innumerables, lo que lo cotiza también en el mundo de la cosmetología aplicando sus nobles propiedades en tratamientos para la belleza.

El aguacate deja la piel suave y flexible. Ayuda a calmar la piel con eficacia, protege de los dañinos rayos UV solares. Contiene vitaminas C, A y E, que son esenciales para hidratar todo tipo de cutis.

Funciona bien para las arrugas y las manchas de la edad cuando se aplica con manteca de cacao, ayuda a aligerar las cicatrices y manchas y le da un tono radiante a la piel. El aguacate ofrece una amplia gama de  antioxidantes que ayudan a proteger tu piel de daños.

El consumo regular de aguacates controla eficazmente el acné o brotes en la piel. Por lo tanto, mantiene la piel suave y brillante y suministra grasas que mantienen la piel sana e hidratada.

El aceite de aguacate puede funcionar bien en el cabello seco y quebradizo, lo que a su vez, ayuda a controlar las puntas abiertas.

También es conocido por estimular el crecimiento del cabello y el control de la pérdida del cabello.

Una mascarilla de aguacate y yema de huevo trabajarán para que tu cabello se suavice y nutra de forma natural.

Puedes utilizar el aceite de aguacate para el cabello en más de una forma, ya que es un tratamiento excepcional para revitalizar el cabello dañado, seco y sin vida.

Además, al ser una fuente rica en proteínas, aminoácidos y vitaminas, el aceite de aguacate también ayuda a promover el crecimiento de un cabello saludable.