Infecciones vaginales adquiridas en baños públicos, ¿verdad o mito?

Seguramente más de una vez te has preguntado si puedes contagiarte de alguna infección vaginal, y es que si tu mamá era como la de muchas de nosotras, es probable que te dijera que NUNCA te sentaras en los baños públicos, pero ¿esta idea es una realidad o un mito?

Es verdad que los baños públicos están repletos de bacterias y gérmenes (como Hepatitis A, E. Coli o estreptococos), por ello es necesario tomar las medidas necesarias para no adquirir una infección vaginal o en las vías urinarias.

Según especialistas, entre las infecciones que podemos contraer las mujeres en este tipo de espacios están las ocasionadas por tricomonas vaginales, así como por hongos (cándida o nmonilia vaginal), así que aconsejan las siguientes medidas para protegernos:

Aléjate del inodoro antes de bajarle

Cuando le bajas, el inodoro funciona como una especie de ventilador que vierte los microbios por todos lados, así que debes mantenerte alejada de él.

Cierra el grifo de la llave con papel

¿Cuántas veces no te ha pasado que, tras lavarte las manos, cierras la llave con ellas? ¿Te imaginas todas las bacterias que contiene? Lo mejor es que la cierres con un papel para no contagiarte de molestos gérmenes.

Carga papel siempre

Nunca sabes si habrá el suficiente a donde vayas, e incluso, si deberás limpiar la zona o cubrirla con el papel para evitar infecciones.

No toques el botón del escusado

Almacena cientos de bacterias, así que hazlo con un papel o la suela de tu zapato.