El uso frecuente de Omeprazol aumenta el riesgo de cáncer de estómago, según estudio

Al parecer uno de los medicamentos más utilizados para calmar los malestares estomacales propios de la acidez y el reflujo ácido, el omeprazol, resultó ser un detonante del cáncer de estómago.

Según muestra el estudio realizado por investigadores del University College de Londres y de la Universidad de Hong Kong, el uso reiterado del omeprazol y medicamentos de los considerados inhibidores de la bomba de protones (IBP) puede duplicar el riesgo de cáncer de estómago.

El estudio, publicado en la revista Gut, analizó el uso de IBP junto con otro tipo de fármaco, antagonista del receptor H2 de histamina (bloqueadores H2), en 63,397 adultos tratados con terapia triple: una
combinación de un PPI y dos antibióticos para matar ‘H.pylori’ durante 7 días.

Después, los participantes en el estudio fueron monitoreados durante 7,5 años hasta que desarrollaron cáncer de estómago, murieron o el estudio finalizó (a fines de diciembre de 2015).

Durante este tiempo, 3.271 -5 por ciento de los participantes- tomaron IBP durante unos tres años y 21.729 recibieron bloqueadores H2.

Los científicos consideraron que tomar IBP duplicó el riesgo de cáncer de estómago, mientras que no se observó un riesgo tan elevado entre los que tomaron bloqueadores H2.

Concluyeron que aquellas personas que probaron el tratamiento de IBP y se mantuvieron tomándolo más de un año a diario, tenían cinco veces más riesgo; los que duraron dos o más años, seis veces más probabilidades, y quienes lo hicieron por más de tres años su riesgo era hasta ocho veces mayor.