Tips efectivos para sobrevivir y luchar contra el estrés

Un reciente estudio reveló que gran parte de las personas de entre 15 y 21 años son las víctimas más vulnerables de la ansiedad y el estrés.

El informe anual Stress in America, de la American Psychological Association (APA) señaló a la denominada generación Z como las personas con peor salud mental.

También te puede interesar: ESTUDIO REVELA QUE LLORAR UNA VEZ A LA SEMANA TE LIBERARÁ DEL ESTRÉS

Entre los principales factores de estrés que se identificaron están los temas de noticias con mayor cobertura: violencia con armas de fuego, ataques sexuales, suicidio y la separación de familias migrantes.

De igual forma, se identificó que existen factores de la vida cotidiana, como el dinero, que contribuyen al estrés.

Para evitarlo, es necesario que aprendamos a manejar las experiencias difíciles o negativas.

Cómo identificar el estrés

La revista Teen Vogue compartió lo que expertos en salud mental indicaron sobre este padecimiento. Para empezar, definieron al estrés como:

“Tensión mental o emocional que resulta de circunstancias adversas o exigentes”.

Puede manifestarse como una incapacidad para concentrarse, dolor de cabeza, sudoración de manos o pies, preocupación excesiva, irritabilidad o reacciones rápidas.

La psicóloga Ashley Hampton dice que reconocer el estrés en un nivel inferior antes de que provoque síntomas más grandes es la mejor forma de evitar que empeore.

existen diferentes tipos de estrés

Es importante señalar que cada persona experimenta el estrés de forma diferente, por lo que su manifestación no siempre es la misma.

El denominado eustress es un tipo de estrés generalmente causado por eventos que causan nerviosismo, como hablar en público.

Esto podría resultar beneficioso, pues brinda la adrenalina necesaria para enfrentar dichas situaciones.

También existe el estrés de situación, que se refiere a la reacción a una circunstancia en específico.

Normalmente se manifiesta con pequeños síntomas físicos, como el acelero del latido del corazón, dificultad para respirar o palmas sudorosas. Poco a poco desaparece una vez que la situación haya terminado.

El estrés crónico es el más difícil de identificar, por que siempre está presente. Éste puede traer consigo síntomas más extremos hasta llegar a la ansiedad.

Según la terapeuta Katie Krimer, causa cansancio emocional, intensos cambios de humor, frecuentes episodios de llanto, entumecimiento, tristeza o sentimientos negativos en general.

Además, cualquier tipo de estrés puede manifestarse a través de alguna enfermedad física.

Cuando este estado permanece por un largo tiempo puede provocar problemas en los músculos de los hombros y espalda.

¿Cómo manejar el estrés?

Así como los síntomas pueden variar de una persona a otra, también la forma de controlarlo.

Lo ideal es probar diferentes actividades hasta hallar la que funcione para aliviar el estrés. Los expertos recomiendan el yoga o alguna actividad física que equilibre el ritmo cardíaco y calme la mente.

Otra recomendación es encontrar el modo de solucionar el factor de estrés. Por ejemplo, si se trata de una prueba o examen, estudiar y prepararse para presentarlo puede disminuir la preocupación.

La psicóloga Anna Kress señala que platicar de las preocupaciones es otra forma de lidiar con el estrés.

“No se deje engañar por la ilusión de que usted es el único que no está ‘tranquilo. Muchas personas luchan contra el estrés y recordar que no estás solo también podría aliviar algo de tensión”.

Si el sentimiento de estrés interfiere en tu vida diaria es momento de acudir con un médico o terapeuta.